Buscar este blog

domingo, 10 de octubre de 2010

Nostalgia triste y sebtida (Sonetillo caudato)



Nostalgia que me enamoras
desde el alba hasta el ocaso
transformas en un fracaso
la pasión que me demoras.

Nostalgia de trenzas moras
que me sigues paso a paso
¿no te cansas nunca acaso
de robarme tantas horas?

Dí por qué me inmovilizas
nostalgia triste y sentida
a pesar de mi rechazo.

Hay un fuego que se atiza
en la fragua de la vida
y en el sol de tu regazo

es la llama que revierte
el futuro de mi suerte
alejándote de mí:
mi nostalgia carmesí…

Miradas

Bajo un cielo de azul efervescente
contemplo tu silencio inaccesible,
tu silueta, tu figura invencible,
cotidiana paseando entre la gente.

Te me acercas, mirada de simiente
y desnudas mi cuerpo con tus ojos
desvelando; de mi alma, los abrojos.
Yo devuelvo miradas de serpiente.

Una lágrima escapa del momento
cual llovizna lavando mil despojos,
un murmullo cabalga sobre el viento

cual incendio que enciende los antojos
de una paz angustiosa y evasiva
entre seres de vida convulsiva.

Y de regreso al limbo del poniente
me voy solo, llorando amargamente…

Amada Rubia (Alejandrino doble rima con cola)



Con el sol de cabello, con el mar en sus ojos,
se me acerca pausada desde un sueño distante
y me brinda; esmerada, su sonrisa radiante
titilando en un bello palpitar de sonrojos.

Si la beso en el cuello sanarán mis abrojos,
si me besa; esmerada, brillará mi semblante
y su luna esmaltada me será cual diamante
colocando su sello en mis ansias y antojos.

Yo seré el mosquetero de un futuro lejano;
le seré marinero y seré su gitano
conduciendo a buen puerto un romance sin tiempo.

Y prefiero estar muerto que vivir a destiempo
sin su sol de cabello, sin el mar de sus ojos;
pues sin ella me estrello contra crueles cerrojos

y la vida me pesa y la muerte se ensaña
sin su piel de frambuesa, sin su labio de caña.

Las cosas que he tenido que entrever

Las cosas que he tenido que entrever
no tienen ningún nombre ni apellido,
tan sólo tienen sombras de un olvido
que calla los secretos del ayer.

No puedo ya dejar de resolver
los traumas que trajeron lo prohibido
ni puedo ya encontrar lo que he perdido
tratando; en esta vida, de entender.

¿Quién juzga sin temor a ser juzgado?
¡Acaso existe alguien sin pecado!
Lo dudo, yo lo dudo y lo reniego.

Y vamos; seré ingenuo, mas no ciego:
he visto tantas cosas acaecer
que a nada ya yo dejo de creer…

Auto Sabotaje (Soneto Alejandrino con doble rima)

Ya basta de condenas impuestas por mi mismo;
no acepto letanías sembrándome dolor
ni quiero agorerías de interno acusador;
ya basta de cadenas vertiéndose en cinismo.

Luchando en las arenas del viejo conformismo
me asedian apatías que dejan mal sabor,
me atacan baterías de fuego abrasador,
me cubren las gangrenas que evocan masoquismo.

Y es que la voz que escucho no dice nada bueno:
del auto sabotaje soy víctima paciente,
tal vez falta el coraje de ser mi confidente.

Volverme diestro y ducho de ambages de galeno
buscando la solvencia de esta situación
es pues la referencia, tal vez la solución.

jueves, 7 de octubre de 2010

Flor de Azucena

Flor de azucena, de tu olor cautivo
soy el amante del amor de Enero
soy el lamento que se vuelve artero
y entre tus brazos vuélvase lascivo.

Soy la mentira del dolor pasivo
Soy la simiente del amor sincero
entre tus brazos soy manso cordero
lejos de ti me vuelvo intempestivo

Flor de azucena, aroma que certero
llega a mis ansias de viejo bucanero
eres la diva que acalla mis  pesares

Flor de azucena, tus pétalos de auroras
son  la razón de todos mis soñares
también de mis temores y demoras

miércoles, 6 de octubre de 2010

Reto

Reto es vivir sabiendo que la muerte
ha de llevarse todo lo que escribo
con su furor de prisionero altivo
con su escozor de tenebrosa suerte

Ha de llevarse todo verso inerte
hasta su limbo tosco y evasivo
sin más piedad que aquel sueño ilusivo
de un bienestar que falla por solerte...

Mas la pasión que pones en tu musa
con el listón que besa nuestros versos
llena de luz la dimensión difusa

de mis vaivenes en andares tersos
Y la esperanza aflora apasionada
como un ensueño en mágica balada