Buscar este blog

domingo, 6 de noviembre de 2011

Colmena Amorosa


Colmena subversiva, clandestina e inmanente,
cordial, furiosa, altiva, modesta y atrevida;
te acercas con tu gracia colmándome la vida
de sueños y de altares, colmena complaciente.

Colmena de panales, mirada contingente,
figura que figura en silueta prometida;
te acercas en silencio colmándome la vida
de besos y caricias, colmena ya inminente.

Y acaso es mi letargo dormido entre la gente
que enciende las pasiones de tu alba compañía.
Y acaso eres señuelo de amor en cofradía

que va diseminando sonrisas al poniente.
Colmena que dirige sus mieles a mi llanto;
con laborioso esfuerzo desgranas mi quebranto.

Y arrecias con tu encanto
cubriéndome de labios y abrazos y caricias
y mil amaneceres sembrados con delicias.

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Ajazminados



Y ajazminados, tus aromas me llegaron al olfato
en precedencia a los romances que auguraban mil delicias
ya se entonaban en las brisas cual tonadas tus caricias
ya maquinaban; mis lujurias, derrocar a tu recato.

Y ni siquiera te había visto, sólo en sueños mi arrebato
había rodeado con abrazos tus más cándidas justicias.
Ajazminados los recuerdos de invenciones y pericias
que concluyeran en tu lecho este magnífico relato.

Con los jardines de jazmines tu belleza acompasaba
mis delirantes embelesos al fragor de tu asistencia
y con bandada de ilusiones tu pupila me habitaba.

Y al fin ya pudo contenerte sin tropiezos mi insolencia
y ajazminados los perfumes de tu aroma me invadieron
y en canto alegre nuestros versos en tu lecho concurrieron.



Nota: ajazminado, con forma, color u olor de jazmín

martes, 1 de noviembre de 2011

Recuerdos Mediterráneos



Pinedas y abedules y cipreses
tan cerca de marismas litorales;
tan lejos de las tierras tropicales
tan álgidas tristezas y reveses.

Aromas señoriales y monteses
hechizos de verduras naturales
de flores y de amores celestiales
donando sus tesoros tan corteses.

Y luego el embriagante fermentado:
el vino que espumoso se ingería
el beso de gardenias, la alegría
de estar súbitamente arrebolado.

Recuerdos desde el viejo continente
que bañan las orillas de mi mente.


Paseos Mediterraneos



Paseando entre manzanos y perales
con goce de las flores montaraces
pensaba en las faenas perspicaces
y en cantos y alegrías a raudales.


Bucólicos  reflejos abisales
punteados con millares de alcatraces
quitaban de mi mente, suspicaces;
los suaves ajetreos naturales.


Y el campo parecía un horizonte
bañado por las olas esmeraldas
y todo, llano y mar y río y monte
se hincaba esclavizado ante tus faldas.


Y el cielo se espejaba en tus cabellos
bañándote de aromas y destellos...


Que días tan hermosos los de aquellos
paseos entre manzanos y perales
tan cerca de las playas litorales.