Buscar este blog

Cargando...

sábado, 17 de marzo de 2012

Regreso de la muerte


Regreso de la muerte bañado de infinito
y traigo de equipaje; misterio de arrebato,
los golpes que me diera un mundo tan ingrato
que pide realidades y da tan sólo un mito.

 
Regreso de la muerte, un viaje tan bonito
que siendo yo un turista gozaba a cada rato
de luces sin penumbra, de sombras sin recato
de varias osadías y un sueño de erudito.

Regreso de la muerte sin extrañar medida
y vuelvo a respirar contándole a la vida
que vida y muerte son dos caras de lo mismo.

Y miro esperanzado, ya lejos del abismo
los dones que Dios presta a toda su creación
llenándome de dicha y de nueva inspiración.

lunes, 23 de enero de 2012

Cuando nace un amor



Cuando nace un amor también nacen las hadas;
unicornios, pegasos, entre sueños de aliento;
ilusiones grabadas en los besos de hormento
y emociones que abundan en gigantes bandadas.

Cuando nace un amor no hay pasiones vedadas
ni silencios escuetos, ni el hedor de un “lo siento”.
No hay palabras molestas ni caricias al viento,
ni amarguras, ni cuitas en las dulces miradas.

Cuando nace un amor se despliegan sonrisas
y se anuncian gallardas; sin retardos ni prisas,
esperanzas de ensueño con aromas de flores...

Y se llena el mañana con alegres colores
y se colma el ahora con promesas felices
cuando surge el amor de las almas nutrices


domingo, 6 de noviembre de 2011

Colmena Amorosa


Colmena subversiva, clandestina e inmanente,
cordial, furiosa, altiva, modesta y atrevida;
te acercas con tu gracia colmándome la vida
de sueños y de altares, colmena complaciente.

Colmena de panales, mirada contingente,
figura que figura en silueta prometida;
te acercas en silencio colmándome la vida
de besos y caricias, colmena ya inminente.

Y acaso es mi letargo dormido entre la gente
que enciende las pasiones de tu alba compañía.
Y acaso eres señuelo de amor en cofradía

que va diseminando sonrisas al poniente.
Colmena que dirige sus mieles a mi llanto;
con laborioso esfuerzo desgranas mi quebranto.

Y arrecias con tu encanto
cubriéndome de labios y abrazos y caricias
y mil amaneceres sembrados con delicias.

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Ajazminados



Y ajazminados, tus aromas me llegaron al olfato
en precedencia a los romances que auguraban mil delicias
ya se entonaban en las brisas cual tonadas tus caricias
ya maquinaban; mis lujurias, derrocar a tu recato.

Y ni siquiera te había visto, sólo en sueños mi arrebato
había rodeado con abrazos tus más cándidas justicias.
Ajazminados los recuerdos de invenciones y pericias
que concluyeran en tu lecho este magnífico relato.

Con los jardines de jazmines tu belleza acompasaba
mis delirantes embelesos al fragor de tu asistencia
y con bandada de ilusiones tu pupila me habitaba.

Y al fin ya pudo contenerte sin tropiezos mi insolencia
y ajazminados los perfumes de tu aroma me invadieron
y en canto alegre nuestros versos en tu lecho concurrieron.



Nota: ajazminado, con forma, color u olor de jazmín

martes, 1 de noviembre de 2011

Recuerdos Mediterráneos



Pinedas y abedules y cipreses
tan cerca de marismas litorales;
tan lejos de las tierras tropicales
tan álgidas tristezas y reveses.

Aromas señoriales y monteses
hechizos de verduras naturales
de flores y de amores celestiales
donando sus tesoros tan corteses.

Y luego el embriagante fermentado:
el vino que espumoso se ingería
el beso de gardenias, la alegría
de estar súbitamente arrebolado.

Recuerdos desde el viejo continente
que bañan las orillas de mi mente.


Paseos Mediterraneos



Paseando entre manzanos y perales
con goce de las flores montaraces
pensaba en las faenas perspicaces
y en cantos y alegrías a raudales.


Bucólicos  reflejos abisales
punteados con millares de alcatraces
quitaban de mi mente, suspicaces;
los suaves ajetreos naturales.


Y el campo parecía un horizonte
bañado por las olas esmeraldas
y todo, llano y mar y río y monte
se hincaba esclavizado ante tus faldas.


Y el cielo se espejaba en tus cabellos
bañándote de aromas y destellos...


Que días tan hermosos los de aquellos
paseos entre manzanos y perales
tan cerca de las playas litorales.

lunes, 31 de octubre de 2011

Esquizofrenia



Conmigo cual testigo con ojos subterráneos,
futuros y presentes se funden a pasados.
Momentos invencibles de tiempos solapados
como en caleidoscopio de eventos simultáneos.


Y observo clandestino los hechos que; foráneos,
desglosan mi impaciencia, golpeando mis costados.
Como en un hoyo negro mis pasos son pesados
y todos mis recuerdos se trocan en coetáneos.


Asombro y confusión reclaman valentía...
-Me embarga la emoción, me invade la agonía-
Mi historia se diluye, se vuelve cobardía...


Momentos imbatibles de espacios camuflados
que se aglomeran como cadenas y candados
y me espaguetifican los sueños derrotados.


Así la esquizofrenia me aliena de este mundo
y caigo en la vigilia de un pozo muy profundo...

jueves, 23 de junio de 2011

Amor en el desierto


Impetuosas las miradas, desteñidos los caminos
van buscándose entre sombras de una noche sin sotana
y se encuentran en la cola de una larga caravana
asediados por trajines que les marcan los destinos.

Van buscando deshacerse de crueldades y taninos
y abrazándose en silencio se prometen un mañana
sin saber si es que la suerte tocaría a la ventana
de una tienda en el desierto propiedad de los beduinos.

-Soy esclava- dice ella. -Soy tu reo- afirma él
Si escapamos Reina bella yo te llevo en mi corcel
a lugares imposibles recubiertos de aguamiel…

Y escaparon finalmente sin saber a dónde ir
sin más sueños que los sueños que depara el porvenir
y el amor más imponente que se pueda descubrir

Imagen tomada de google imágenes

martes, 14 de junio de 2011

Se dice el pecado y no el pecador


No quiero yo decir por comedido
las cosas que la gente me ha confiado
ni quiero ser el dueño del legado
que algunos en silencio han ofrecido.

Lo sé, nadie es perfecto ni asistido
la vida a casi todos ha ensuciado
y a todos de seguro ha jorobado
con cuitas y lamentos de afligido.

Mas puedo; sin pecar, hacer denuncia
-se calla el pecador cuando se es justo-
si anuncio los pecados sin pronuncia
del nombre del que se ha calado el susto
de arder entre las llamas del infierno
cayendo sin querer en fallo interno.

Imagen de Google imágenes

domingo, 12 de junio de 2011

Silencio de Corazón (Soneto caudato)


Tengo un vibrante silencio guardado
y me lo escondo egoísta y bandido
es una perla vestida de olvido
es mi tesoro de vidas bañado.

Tengo un pujante silencio auscultado
solo por mi alma y mi cor y mi oído
es una llama de fuego encendido
que arde por siempre en un sueño dorado.

Y no lo presto por nada del mundo
a nadie y a nadie por más que lo pida
es la cobija por llantos tejida

y es la sonrisa que me hace facundo:
Tengo un silencio bordado en suspiros
que me hace de guía en todos mis giros...

Hay quienes llaman a esto intuición
hay quienes dicen: amor y pasión
es ese silencio del corazón....

martes, 7 de junio de 2011

Ámbar Florido


Ámbar florido gotea de tus sienes
olor de frambuesas bañando tus labios
ardor de pasiones que bebo entre arrabios
y forja en mi mente astutos belenes.

Y luego; princesa, me aferro a tus bienes
cual un pordiosero te lleno de agravios
portando palabras que juran enlabios
pues temo; mi vida, tus hoscos vaivenes.

Si tu desconfianza me fuera badén
si mi desconfianza te fuera aeroplano
qué triste sería tomarte la mano

que bello habitarte cual fueras edén
y en ti hacer morada por siempre jamás
bailando en tu almohada tu alegre compás...

Imagen de Google imágenes

viernes, 27 de mayo de 2011

Nacemos inocentes

(Soneto endecasílabo baciato y caudato)


Nacemos todos niños inocentes;
¡la vida es la que curte nuestras pieles!
son pocos los que viven entre mieles,
son muchos los golpeados, los cayentes.

Algunos hay que tienen tan latentes
dolores en el alma cual troqueles,
recuerdos despreciables como hieles
que amargan todo el tiempo sus presentes.

Los hay que no han quebrado ni una taza,
los hay que lo han deshecho casi todo,
hay otros: los que aprietan su tenaza
y hay quienes se revuelcan en el lodo.

Mas todos fuimos niños candorosos
trocados por eventos muy ruinosos.

Mas todos fuimos blanco de furiosos
embates de esta vida que amenaza.


Imagen de Google Imágenes

viernes, 11 de febrero de 2011

Amor tan cotidiano (Soneto endecasílabo con doble rima)


Amor tan cotidiano como errante
de lúgubres veredas he salido
de adornos y de sedas me he vestido
buscando asir tu mano trepidante.

He hallado en cada arcano; cual gigante,
al ogro que se enreda, ya perdido,
dejando polvareda como nido
y un sueño tan humano, tan distante.

Recuerdos que regresan de mi ayer
enhiestan y profesan tu querer.
Amor que de emergencia me has sacado:
un beso de tu ausencia se ha encumbrado
a cimas de memorias indispuestas
puliendo mis escorias manifiestas.

martes, 25 de enero de 2011

Dolores Añejos (Soneto Dodecasílabo)


Bramidos, berridos, chillidos, aullidos;
dolor que se esconde, se cela, se guarda,
dolor de una noche desierta y tan parda
que llora, que grita, que emite quejidos.

Los goces y sueños que yacen dormidos;
la presa que espera en el salto que aguarda,
la fiebre de amores, el beso que tarda
y el eco disperso de tiempos perdidos.

Pedazos, retazos, recortes barridos
de historias que están en perpetuo letargo
dejándome un dejo cargado de amargo

y un viejo retrato que yace en la hoguera
y un viejo recuerdo de antaña quimera
de abrazos que fueron a mi alma ceñidos

Cómo Quisiera

Cómo quisiera yo aplacar tu pena,
cómo quisiera derrotar tu llanto,
cómo quisiera que me quieras tanto
tal como quiere abeja a su colmena.

Y más quisiera hacer tu vida amena,
cubrir tus llagas con modesto manto,
forjar sonrisas con tu alegre canto
y primaveras con tu gran melena.

Amor de amores, néctar tan distante:
Quiero alcanzarte, ninfa misteriosa,
bordar mis labios con tu beso errante,
ceñir tus pieles con tu olor a rosa
y conquistando tus miradas tiernas,
quiero morir ¡sembrado entre tus piernas!

domingo, 10 de octubre de 2010

Nostalgia triste y sebtida (Sonetillo caudato)



Nostalgia que me enamoras
desde el alba hasta el ocaso
transformas en un fracaso
la pasión que me demoras.

Nostalgia de trenzas moras
que me sigues paso a paso
¿no te cansas nunca acaso
de robarme tantas horas?

Dí por qué me inmovilizas
nostalgia triste y sentida
a pesar de mi rechazo.

Hay un fuego que se atiza
en la fragua de la vida
y en el sol de tu regazo

es la llama que revierte
el futuro de mi suerte
alejándote de mí:
mi nostalgia carmesí…

Miradas

Bajo un cielo de azul efervescente
contemplo tu silencio inaccesible,
tu silueta, tu figura invencible,
cotidiana paseando entre la gente.

Te me acercas, mirada de simiente
y desnudas mi cuerpo con tus ojos
desvelando; de mi alma, los abrojos.
Yo devuelvo miradas de serpiente.

Una lágrima escapa del momento
cual llovizna lavando mil despojos,
un murmullo cabalga sobre el viento

cual incendio que enciende los antojos
de una paz angustiosa y evasiva
entre seres de vida convulsiva.

Y de regreso al limbo del poniente
me voy solo, llorando amargamente…

Amada Rubia (Alejandrino doble rima con cola)



Con el sol de cabello, con el mar en sus ojos,
se me acerca pausada desde un sueño distante
y me brinda; esmerada, su sonrisa radiante
titilando en un bello palpitar de sonrojos.

Si la beso en el cuello sanarán mis abrojos,
si me besa; esmerada, brillará mi semblante
y su luna esmaltada me será cual diamante
colocando su sello en mis ansias y antojos.

Yo seré el mosquetero de un futuro lejano;
le seré marinero y seré su gitano
conduciendo a buen puerto un romance sin tiempo.

Y prefiero estar muerto que vivir a destiempo
sin su sol de cabello, sin el mar de sus ojos;
pues sin ella me estrello contra crueles cerrojos

y la vida me pesa y la muerte se ensaña
sin su piel de frambuesa, sin su labio de caña.

Las cosas que he tenido que entrever

Las cosas que he tenido que entrever
no tienen ningún nombre ni apellido,
tan sólo tienen sombras de un olvido
que calla los secretos del ayer.

No puedo ya dejar de resolver
los traumas que trajeron lo prohibido
ni puedo ya encontrar lo que he perdido
tratando; en esta vida, de entender.

¿Quién juzga sin temor a ser juzgado?
¡Acaso existe alguien sin pecado!
Lo dudo, yo lo dudo y lo reniego.

Y vamos; seré ingenuo, mas no ciego:
he visto tantas cosas acaecer
que a nada ya yo dejo de creer…

Auto Sabotaje (Soneto Alejandrino con doble rima)

Ya basta de condenas impuestas por mi mismo;
no acepto letanías sembrándome dolor
ni quiero agorerías de interno acusador;
ya basta de cadenas vertiéndose en cinismo.

Luchando en las arenas del viejo conformismo
me asedian apatías que dejan mal sabor,
me atacan baterías de fuego abrasador,
me cubren las gangrenas que evocan masoquismo.

Y es que la voz que escucho no dice nada bueno:
del auto sabotaje soy víctima paciente,
tal vez falta el coraje de ser mi confidente.

Volverme diestro y ducho de ambages de galeno
buscando la solvencia de esta situación
es pues la referencia, tal vez la solución.

jueves, 7 de octubre de 2010

Flor de Azucena

Flor de azucena, de tu olor cautivo
soy el amante del amor de Enero
soy el lamento que se vuelve artero
y entre tus brazos vuélvase lascivo.

Soy la mentira del dolor pasivo
Soy la simiente del amor sincero
entre tus brazos soy manso cordero
lejos de ti me vuelvo intempestivo

Flor de azucena, aroma que certero
llega a mis ansias de viejo bucanero
eres la diva que acalla mis  pesares

Flor de azucena, tus pétalos de auroras
son  la razón de todos mis soñares
también de mis temores y demoras

miércoles, 6 de octubre de 2010

Reto

Reto es vivir sabiendo que la muerte
ha de llevarse todo lo que escribo
con su furor de prisionero altivo
con su escozor de tenebrosa suerte

Ha de llevarse todo verso inerte
hasta su limbo tosco y evasivo
sin más piedad que aquel sueño ilusivo
de un bienestar que falla por solerte...

Mas la pasión que pones en tu musa
con el listón que besa nuestros versos
llena de luz la dimensión difusa

de mis vaivenes en andares tersos
Y la esperanza aflora apasionada
como un ensueño en mágica balada

sábado, 18 de septiembre de 2010

Entumecido (cuartetos endecasílabos)


Entumecido, cauto y arrogante,
empuño mi alma, -calma sin sonrisa-
y ante tus ojos; hombre soy sin guisa
no tengo rasgos, rostro ni semblante.

Entristecido, ciego y aberrante
enfundo un sueño, -llanto de blanquisa-
rodilla en tierra, mi amor que profetisa
un desencuentro audaz y desquiciante.

jueves, 16 de septiembre de 2010

En tu vuelo sideral (Soneto dodecasílabo

En tu vuelo sideral, acompasadas
van las auras de las aves a tu lado
componiendo con tus versos un trenzado
de fogosas nubecillas abayadas.

De tus manos, las caricias acopladas
al poema singular que has declamado
han forjado en mi vereda un pronunciado
buen deseo de volver a las andadas.

Y un soneto te dedico con holgura
entre risas de las brisas deliciosas;
que destaquen de tu verso su finura

de tu gracia sus estrofas tan fructuosas
de tu aliento su belleza y hermosura
de tu pluma sus encantos y dulzura.

martes, 29 de julio de 2008

Desahuciado (soneto alejandrino con doble rima y estrambote)

Soy un alma que busca la certeza de Dios,
nada queda en el mundo que me pueda agradar
ni me siento ya oriundo de este basto lugar
y me irrita y me ofusca lo que tarda mi adiós.


Soy la sombra pardusca, denodada y en pos
de un saber más profundo que el saber escolar;
y segundo a segundo ya me acerco a un altar
que el pecado chamusca, que acrisola mi tos.


Soy mi vana sentencia, mi latido final
una llama ya extinta desde un fuego servil;
solo pido licencia para un vuelo jovial


que no sea falsa finta sino viaje gentil
hacia sitios distantes, hacia orbes serenos
con aromas fragantes y con cantos amenos.


Ya no aguanto más frenos:
Solo ruego al edén que reciba mi andanza
y deshaga el vaivén que al infierno me lanza.

domingo, 20 de julio de 2008

Espera que en la espera desespera...

Espera que en la espera desespera
como agua que no existe en el desierto,
te aguardo como pájaro que yerto
perdió su orientación en la frontera.


Espera en la que abrazo una bandera
queriendo navegar; barco sin puerto,
por mucho que me esfuerce, nunca acierto
a orillarme en tu magia costanera.


Y pierdo la cordura y los estribos
en busca de las joyas de tus labios
se vuelven cada vez más conflictivos


mis sueños con tus besos; mis resabios.
No soy más que una hoja peregrina
buscándote en la brisa matutina.

sábado, 19 de julio de 2008

Cyber-poeta (Soneto alejandrino con doble rima)

Dibujo de Camelia Davidescu

Pasarás a la historia sin creer que pasaste;
entrarás al parnaso de los dioses que escriben,
llegarás con retraso de poemas que viven
de tu pluma notoria; del fulgor que abonaste.

Y será con tu gloria que el barniz y el contraste
hallarán su repaso de dolores que inscriben
los amores de ocaso que en tu verso reviven;
como luz purgatoria de tu agudo desgaste.

Estarás en secreto, dormitando en las nubes.
El clamor que acedaste con denuncia sincera;
y el sentir que afirmaste con delicia guerrera

te darán el respeto de los lindos querubes
y el amor de las ninfas y el silbido del viento,
mientras libas las linfas del cabal firmamento.

viernes, 18 de julio de 2008

Remordimiento (Soneto alejandrino con doble rima)


Remuerde mi conciencia la pérfida aventura
que escondo en mi intelecto, que guardo de ambrosía;
me siento tan abyecto porque la felonía
ya no es una advertencia sino una desventura.

Te ruego; ten clemencia pues vuélvese tortura
este hórrido trayecto teñido en villanía
que sufro con efecto de sórdida apatía;
no opongo resistencia si pierdes la cordura.

Sé bien que te he engañado bebiendo en otra fuente,
y entiendo si te marchas negándome tu amor
pero por Dios no llores ni sufras por mi culpa…

ni expongas mi costado buscándome suplente;
sembrando; álgida, escarchas sobre este agrio dolor:
Vendrán tiempos mejores ¡si tu alma me disculpa…!

lunes, 14 de julio de 2008

Amor clandestino (soneto alejandrino con doble rima)


¿Es pecado; Dios mío, el quererla besar?
Con su talle de musa, con su boca de rosa
y esa voz con que acusa su tersura fogosa,
sacudiéndome el frío con tan sólo pensar.

¿Es pecado que el río se retire hacia el mar?
Cuando miro su blusa me parece una diosa
que mi abrazo rehúsa con malicia preciosa
y en mi tímido hastío se me quiere espejar.

¿Es pecado que el agua riegue surcos en flor?
En sus piernas bruñidas y en sus ojos lluviosos
se detienen las vidas de dolores cargosos.

Y en su vientre de fragua se acrisola mi amor
cada vez que el destino nos da tregua y razón,
allanando el camino para nuestra pasión.

Amor forajido (soneto alejandrino con doble rima)


Yo que abrazo mis penas y el dolor que las viste,
te regalo un acaso, te prometo un quizás,
porque llueve en mi ocaso tu fulgor; además
que me enciendes las venas y me quitas lo triste.

En mis ansias resuenas como brisa que asiste
al silencio Pegaso con su suave compás
y en su vuelo repaso lo que no callarás
cuando las cantilenas me retiren su alpiste.

Me dirás: ¿no comiste ya bastantes engaños?
Te diré: ¡solo pido la pasión que me das!,
el amor forajido que me ofreces sin más

y el fragor que escondiste en mis huesos huraños.
Te diré que mi duelo se consume en tu alteza
y no hay verde en mi suelo sin tu gracia y belleza.

Amor de lejos (soneto alejandrino con doble rima)


Contigo en la distancia mi mundo se detiene
y nada ya atesoro sin tu alba cercanía;
es tanto lo que añoro tu hermosa lozanía
que no hay una substancia que el alma me serene.

La cruel intolerancia avanza con su lene
y cruento deterioro con tanta alevosía
que cuando pienso; lloro, cayendo en la agonía
y en la beligerancia, aunque muy malo suene.

Sin ti ya no hay estrellas, ni cielos ni caricias;
tan sólo la apatía gobierna mi semblanza.
Por eso es que hoy prefiero montarme en el avión

siguiéndote las huellas, armarme de pericias;
creando sintonía, forjando nueva alianza
y como un bucanero, ¡robarte el corazón!

Atadura de apego (soneto decasílabo con doble rima)


Tormenta en tu cintura de fuego
que embiste mi deseo; lo enciende.
Por ti me he vuelto reo, por ende
me aplico a la premura del ruego.

Yo amo; de tu finura, su juego,
en ti me regodeo, sorprende
el cómo un lloriqueo propende
feliz, y a tu apertura me entrego.

Así, con atadura de apego
cubierta del jadeo que emprende
la obra de parpadeo; suspende

en mí; tu comisura, sosiego.
Y caigo ante tus dones de hinojos
sin más inhibiciones que antojos.

En tus palpitaciones, ¡mis ojos!

Soneto gótico naturista


Blasono la bondad del tiburón
que se come tan sólo a los tarados,
a los débiles, álgidos, varados,
y a aquellos que les falla el corazón.

Esgrimo la ternura del león
que asesina cachorros mal amados
por sus padres que están mejor dotados
y abusan de su altiva condición.

Yo decido perderme en la penumbra
como el búho que asecha los roedores
como el lobo que ataca las ovejas.

Y la sangre me excita cuando alumbra
los sedientos deseos predadores
que obsesionan mis ansias más perplejas.